«Donen antes de irse de vacaciones, ¡hay que salvar vidas!»

Jon Gotzon Gorroño Donante de sangre más veterano de Euskadi.

Jon Gotzon Gorroño tiene 64 años y lleva desde los 16 salvando vidas con su sangre. Reitera hasta la saciedad: «Donen porque nunca hay sangre suficiente». Es el ruego del donante más veterano de «toda Euskadi, y creo que aún más». Posiblemente, este getxotarra lo sea de España.


-¿Cuántos litros de sangre habrá entregado a lo largo de su vida?
-Teniendo en cuenta que llevo 48 años dando sangre por 450 milímetros que supone cada bolsa de extracción… ¡Saldrán unos 81 litros! Si no me equivoco, yo iré sobre las 180 donaciones.
-¿Son muchos litros?
-Muchos. Pero, bueno, son tantos años que es lo normal. Antiguamente había dos tamaños de bolsas, de 200 y 450 mililitros. Las de 200 para gente normalita, no voy a decir ‘delgadurria’, y luego las de 450 para los fortotes como yo. Peso 108 kilos y mido 1,80.
-Chicarrón del norte.
-¡Un armario! Ja, ja. Empecé pronto porque tenía mucho cuerpo y me cogieron sin más. También es verdad que no había el control que hay ahora. El primero que iba daba y punto. ¡No había registro ni nada!

-¿Por qué comenzó a donar?
Cada vez que pasaba delante de casa, en la clínica de la Cruz Roja de Indautxu, veía el cartel de la puerta grande: ‘SOS. Urgente. Hace falta sangre’. Casi siempre era 0 positivo. Mi grupo sanguíneo. Dije: ‘Si están pidiendo sangre, ¿por qué no voy a darla?’. Entraba, pero las monjas me decían: ‘¡Tú, no, que no tienes edad!’. Si no me cogían por la mañana, volvía por la tarde y ya me sacaban.

-Un buen gesto.
-Nunca he tenido una enfermedad, ni un contagio. ¡Jamás he tenido nada! Al estar limpia, me he pasado toda la vida dando sangre. Siempre de forma altruista y anónima.

-¿Hasta cuándo piensa seguir?
-Pues, mire, legalmente, y entre comillas lo de legalmente, es hasta los 65. Pero si estás bien, y yo lo estoy, aunque me caigan años, seguiré hasta que me digan ‘tu grifo se ha cerrado’.

-¿Se resiste a marcharse?
-No voy a dejar de dar sangre.

-¿Por qué?
-Ni puedes ni debes recibir nada a cambio. ¡Nada! Ni siquiera reconocimiento. Pero… ¡hace falta sangre y hay que darla! Esto no es como ir a la gasolinera y llenar el depósito. Debemos donar para salvar vidas.

-Y, sin embargo, ¿por qué la gente es tan reacia a hacerlo?
-Pone una serie de trabas y motivos que, para mí, son muy baratos.

-Muchos tememos a las agujas.
-Tenemos miedo a las agujas, a la sangre, al mareo, a pasar un mal rato… Excusas muy pobres, pero…

-¿Y?
-En el hospital, la sangre debe estar esperando al paciente, nunca el paciente a la sangre. Han bajado las donaciones. Antes de marchar de vacaciones, que son épocas muy puñeteras, la gente debería dejar hechos los deberes. ¡No se marchen de vacaciones sin donar! No hay millones y millones de litros esperando. No, no, no. Hace falta sangre.

-La gente no es muy consciente de la necesidad, ¿no?
-No. Pero si les pasara a ellos… A mí ya me pasó una vez.

Aquella niña de 8 años
-¿Qué le ocurrió?
-Fue hace muchos años. En 1971. Pidieron ayuda a través de una emisora de radio porque había una niña en el hospital de Basurto que estaba muy grave y se podía morir por falta de sangre. Nada más llegar al cenro, murió. Una niña de 8 años… ¡porque no había sangre para ella! Y se te queda una cara…

-¿Le marcó?
-¡Póngase usted en el lugar de aquel padre! Que estás viendo cómo la niña se te muere y que nadie da sangre. ¿Qué diría?
-…
-Pues que somos unos egoístas.
-El miedo…
-Lo del miedo es un recurso barato. Miedo podría tener en todo caso el que recibe la sangre, que no sabe de quién es. Pero al que se la sacan, ahora que está todo esterilizado… Hacen falta muchas bolsas para las diferentes operaciones. La sangre no dura eternamente. Por mucho que digan que ya hay suficiente, nunca hay bastante.

-Y eso que los vascos somos los más concienciados.
-A nivel de trasplante de órganos, pero la sangre es otra historia.

-Pero Euskadi es autosuficiente.
-Sí y no. Somos autosuficientes porque se utiliza plasma, pero sangre completa como doy yo, no hay. Por un cuarto de hora, ¡por Dios!

-¿Hace falta más solidaridad?
-Ha habido que parar operaciones porque no había sangre. ¡Eso no puede ser! La sangre tiene que estar en el hospital.

-Un veterano como usted, ¿cómo se puede motivar a la gente?
-Con campañas, metiendo cuñas en los periódicos, las emisoras de radio… Si a base de leerlo, la gente se conciencia de la necesidad… ¡Háganlo!

-¿Donar es un signo de madurez cívica?
-¡Por supuesto! Entre 40 y 45 personas salvan la vida todos los días en España gracias a los donantes. ¡ Tela! Es para pensárselo.

-El incremento progresivo de la asistencia requiere cada vez mayor número de donaciones.
-Claro, y han bajado un poco las donaciones, pero, para mí, es alarmante. Un poco es mucho. La gente está bajando la guardia. Un porcentaje alto de donantes es ya de edad muy madura. Hacen falta jóvenes.

-Sangre nueva para el mundo.
-La gente mayor, Dios quiera que no, pero con el tiempo se muere y tiene que haber gente que siga nuestros pasos. Cada tres meses, yo no fallo. Aunque me esté muriendo, ¡ahí estoy dando sangre! Es una bolsa tan hermosa…

-¿Ha necesitado alguna vez la sangre de los demás?
-Nunca. Afortunadamente. He dado para todo el mundo. Le dije al principio que llevo 180 donaciones, pero son algunas más porque unas cuantas no han subido al contador. He dado cuatro veces directamente de brazo a brazo en el quirófano porque se moría el paciente.

-¡Que siga teniendo buena salud!
-Se lo agradezco sinceramente. Que así sea.

-Y que la gente done.
-Efectivamente. La sangre no dura además eternamente. Tiene vida, para máximo, como un mes. Pero, claro, no es lo mismo una sangre de una semana que de cuatro. Siempre será mejor la nueva.
Fuente: elcorreo.com

Anuncios

2 Respuestas a “«Donen antes de irse de vacaciones, ¡hay que salvar vidas!»

  1. Lamentablemente, Jon Gotzon falleció hace unos días. En total hizo 197 donaciones. No llegó a las doscientas. Es una pena, se va joven. DEP. Un saludo a la famiia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s